Inicio / General / La importancia del CRI en el alumbrado Público
CRI en el alumbrado publico con bombillas LED

La importancia del CRI en el alumbrado Público

En este blog ya hemos hablado en varias ocasiones del concepto de CRI (Índice de Reproducción Cromática), pero por refrescar un poco la memoria os comparto la definición de la Wikipedia que me pareció bastante simple y acertada: “Es una medida de la capacidad que tiene una fuente luminosa para reproducir fielmente los colores de varios objetos en comparación con una fuente de luz natural o ideal”. Para una explicación mucho más exhaustiva sobre el color y su reproducción os recomiendo que leáis el artículo ¿Qué es el color? de mi compañero Michel Silva, un post sensacional.

En definitiva y en pocas palabras, el CRI mide la calidad con la que podemos ver los colores con una fuente de luz determinada. Esto, aunque a priori pueda no parecerlo, es especialmente relevante cuando hablamos de iluminación pública. Hace algún tiempo, un conocido me comentó que se había librado de pagar una multa de aparcamiento ya que, el policía que elaboró la infracción, en la misma apuntó que el coche era de color negro cuando en realidad era de color azul oscuro, por tanto la persona denunciada elaboró un recurso alegando, con la documentación del vehículo, que el coche que estaba mal aparcado no podía ser el suyo ya que su coche no es negro. Yo que al trabajar en este sector siempre voy mirando las luces allí a donde vaya, enseguida me apresuré a preguntar en que calle había sido con el fin de saber que tipo de luminarias había en la misma. Como sospechaba, se trataba de una calle iluminada con luminarias Fernandinas que incorporan bombillas de vapor de mercurio, las cuales tienen un CRI bastante bajo (en algunos casos inferior a 50) y, como bien le pasó al agente, yo tampoco habría podido diferenciar si el coche era azul, granate o negro.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Todo esto me llevá a reparar en la importancia que tiene el CRI en el alumbrado público, ya que, no distinguir el color de un coche mal aparcado no parece nada grave, pero esto puede extrapolarse a muchas otras situaciones donde el saber el color de la ropa, vehículo o cosa en general puede resultar de gran ayuda a las fuerzas de seguridad a la hora de esclarecer accidentes, atracos o situaciones similares.

Con todo esto, recordé que hace algún tiempo solicitamos al Ayuntamiento de Xirivella (Valencia), la posibilidad de colocar unas bombillas de LED de 45W en las farolas que se encuentran frente a nuestras instalaciones, en el polígono industrial Virgen de la Salud, a fin de compararlas con las de vapor de mercurio de 250W instaladas en todo el polígono. Tras el cambio, el resultado fue más que sorprendente y no solo por el ahorro energético, tal y como se puede apreciar en estas imágenes:

Bombilla vapor mercurio vs bombilla de LED
Bombilla vapor mercurio vs bombilla de LED
Bombilla vapor mercurio vs bombilla de LED (mediciones)
Bombilla vapor mercurio vs bombilla de LED (mediciones)

Como podemos ver en los resultados obtenidos con el espectrofotocolorímetro (o medidor de LED, como lo queráis llamar), la diferencia del CRI es abismal. La bombilla de vapor de mercurio tiene tan solo un valor 35.4, mientras la de LED alcanza el 80.2. Es importante destacar que en ambas tecnologías hay diferentes calidades, y que podemos conseguir bombillas de vapor de mercurio con un CRI mayor (aunque las mismas no pueden alcanzar los valores que alcanza el LED) y bombillas de LED con un CRI menor (gamas low-cost). Pero en el tema que nos atañe, es importante destacar la foto que compara una cartulina con los dos tipos de iluminación. La cartulina de la imagen se utiliza para determinar si una persona padece daltonismo y presenta una serie de colores bastante parecidos; es fácil apreciar que con un CRI mayor los colores se distinguen mucho mejor, aunque la variación en lux sea mínima.

La importancia de todo esto no ha pasado desapercibida, y actualmente, el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) junto con el Comité Español de Iluminación, dentro de su informe con requerimientos exigibles para luminarias con tecnología LED de alumbrado exterior contemplan que dichas luminarias deben de tener un CRI de al menos 70 a la hora de sustituir las antiguas bombillas por una solución LED, con el fin de garantizar una mejor visibilidad que aporte beneficios en inumerables aspectos.

La importancia del CRI en el alumbrado Público
5 3 votos

Sobre Cynthia Cappella

Adjunta de dirección en LED Y SPA, S.L. A través de nuestro blog espero compartiros información de interés sobre el sector de la iluminación LED.

Ver también

Evolucion del precio de la iluminacion LED

La evolución del precio de la iluminación LED con el paso del tiempo

Aunque la historia del LED no es excesivamente larga en la iluminación de consumo, sí …

Comparte tu comentario con nosotros